¿Qué son para ti los Ejercicios Espirituales?

Cuando supe que tenía que entrevistar a alguien sobre su experiencia en Ejercicios Espirituales se me vino rápidamente a la cabeza la persona de Alfonso. Quizá porque acababa de realizar un retiro online de Talleres de Oración y Vida o tal vez porque nos conocemos desde hace décadas. Siempre dispuesto, Alfonso no dudó ni un minuto en abrir su corazón para todos los lectores de este blog. ¡Adelante, amigo!

Me llamo Alfonso de la Casa Buendía, soy de la parroquia de  San Félix de Valois y pertenezco  desde hace veintiún años a los Talleres de Oración y Vida del Padre Ignacio Larrañaga.

¿Qué son unos Ejercicios Espirituales?

Para mí los Ejercicios Espirituales son una ayuda para nuestra vida personal y es una experiencia que te transforma la vida. Son unos días donde se nos ayuda a “ejercitar el  espíritu y la vida interior con Dios”, días que nos sirven para reflexionar, meditar y examinarse por dentro. Es un “frenarse”, un “detenerse” en tu vida  y “hacer silencio”. Cuando todo calla, solo Dios habla, y nos habla personalmente, a cada uno al corazón.  Unos días intensos que nos ayudan a que el “Espíritu de Dios” actúe en nosotros, libere nuestro corazón de ataduras que nos esclavizan para poder así buscar y realizar la voluntad divina sobre nuestra vida.

¿Cuándo asististe por primera vez a unos Ejercicios Espirituales? ¿Cuál fue tu motivación? ¿Qué buscabas?

He asistido ya varias veces, y en muchas ocasiones de mi vida. Aunque recuerdo especialmente los Ejercicios Espirituales de la Zubia, en Granada, en la casa de la Alianza de Jesús por María. Aquellos años, y aquellos Ejercicios marcaron mucho mi vida.

La motivación o lo que buscaba no era otra cosa sino vivir, como he dicho antes, esa experiencia personal de encuentro con Dios, donde se nos invita a retirarnos a un lugar apartado y así, alejados de los ruidos diarios de la vida, poder encontrarse con Dios de cara, y poder revisar mi propia vida a fondo, examinarme por dentro y marcar directrices a seguir en mi día a día. Buscaba también aumentar el conocimiento de Jesús, saber escucharlo, aprender cómo tratarlo personalmente desde la oración vocal, mental…

Cuando se asiste a estos momentos de retiro y te pones incondicionalmente ante Dios, Él te manifiesta lo que quiere sobre ti, Él se hace presente y sale a tu encuentro.

De las actividades y experiencias vividas durante su realización, ¿cuál te marcó más profundamente?

Para mí lo que más me marcó fue vivir en silencio, cuando uno asiste por primera vez, crees que no vas a ser capaz de permanecer tantos días en silencio.  Me marcaron mucho los momentos grandes de oración en la capilla ante Jesús, o en la soledad de la habitación reflexionando y meditando la palabra de Dios; son momentos intensos que nunca voy a olvidar. Esa experiencia de encuentro con Dios me marcó y me hizo tener la seguridad de que no estoy solo, que Dios siempre está conmigo en todo momento y circunstancia de mi vida. Otra de las cosas que más me marcó  fue el amor gratuito de Dios, saberme y sentirme amado tal como soy por Él.  

¿Qué frutos espirituales has obtenido tras su realización?

Para mí el mejor fruto es sentir a DIOS en mi vida, saber que Él tiene un plan sobre mí y así, sentirlo y tratar de vivirlo. Otro de los frutos espirituales es mantener una relación frecuente, afectiva y cercana con Dios, y también diría, que uno de los frutos más importantes para mí, ha sido alcanzar la “paz interior” que muy pocas veces conseguimos por el trajín de la vida cotidiana que todos llevamos.

El ritmo frenético impuesto por la sociedad actual, de nuestro día a día, crea personas llenas de cosas y actividades pero profundamente insatisfechas. ¿Podrían ser los Ejercicios Espirituales una solución?

Por supuesto, quien vive los Ejercicios Espirituales de modo auténtico va a experimentar seguro el encanto de Dios y va a volver renovado y transfigurado a la vida ordinaria, y también a las relaciones cotidianas de nuestro día a día. Todos necesitamos de estos días para experimentar a Dios y no conocerlo solo de oídas.

Se escucha con frecuencia que todo el mundo no está preparado para realizar unos Ejercicios Espirituales. ¿Es una actividad solo para cristianos con una experiencia profunda de fe?

No, pienso que cualquiera puede participar de ellos  y no se necesita de una experiencia profunda de fe. A veces se ha “idealizado” mucho en nuestra Iglesia que los Ejercicios Espirituales es solo para algunos “privilegiados” o para gente muy “capacitada”, pero no, nada de eso; pienso que es para aquellas personas que quieran encontrar un sentido más profundo a su vida, o para ordenar la propia vida a la luz del encuentro personal con Dios. Por eso puede vivirlo cualquier persona y no se necesita de ninguna preparación especial para asistir. Tan solo es cuestión de “dejarse hacer” por Dios, es decir, ponerse abiertamente en las manos de Dios y dejar que Dios actúe en esos días.

Algunos hemos tenido la suerte de realizar algunos Ejercicios Espirituales, organizados por los Talleres de Oración y Vida, en el que tú formas parte activa, durante este tiempo de pandemia. Debido a la crisis sanitaria que padecemos y las consiguientes restricciones. ¿Cuál es tu opinión sobre la experiencia de realizar este tipo de actividades a través de las redes sociales? ¿Pueden llegar a perder su esencia?

Pienso que no, aunque es verdad, que siempre desde Talleres de Oracion y Vida lo hemos impartido de una forma “presencial”, pero que dadas las circunstancias, decidimos por primera vez ofrecerlo a través de las redes sociales, y de manera particular desde Whatsapp y Telegram, y nos hemos quedado sorprendidos,  porque en tan solo unos días, se lanzó la convocatoria y han sido algo más de 5500 personas las que han podido vivir estos retiros desde sus casas.

Ya se han impartido seis retiros desde que comenzó la pandemia. Se envía cada día una parte del retiro, (charla, meditación, textos evangélicos, cantos…) y así cada cual, y en la hora del día que mejor le venga, puede dedicar un par de horas para estar con el Señor. Pensamos, que en esta situación mundial que estamos viviendo era una forma de llevar un vaso de consolación a todas las personas que hoy pueden estar sufriendo. Queremos así dar agua al que tiene sed: sed de compañía, de cariño, de consuelo, de esperanza…y ¡de qué manera mejor que acercándonos a Dios!

El hambre y la sed se manifiestan en lo material y en lo espiritual, y para responder a ambos, estamos la Iglesia. Y quien no lo ve, es porque prefiere mirar a otro lado.

¿Cómo animaría a nuestros lectores a asistir a unos Ejercicios Espirituales?

Pues yo les diría que “merece la pena”, que no tengan miedo, y que es una experiencia que todos los cristianos deberíamos vivir porque seguro que al que la vive no le va a dejar indiferente, y algo nos enseña, así que, no hay nada que perder y mucho que ganar.

Les diría que no piensen que son solo para “gente buena” como he oído varias veces, ni mucho menos, son para todas aquellas personas que sienten como un aguijón que les dice que quieren “más”, que se sienten inconformistas con su vida porque quieren y desean vivir más coherentemente su cristianismo.

Les animo porque todos aquellos que participan de esos días en silencio y soledad, van a sentirse inundados y amados especialmente por Dios, y van a salir fortalecidos, sabiendo que han estado con Dios y Dios con ellos.

MUCHAS GRACIAS A TODOS Y ESPERO QUE ESTAS PALABRAS SIRVAN DE AYUDA Y ESTÍMULO PARA QUIEN LAS ESTÉ LEYENDO Y, SOBRE TODO, PARA QUE SIN MIEDO PARTICIPEN, SI ES QUE NO LO HAN HECHO, DE LOS EJERCICIOS ESPIRITUALES.

Unidos siempre en la “oración”. Alfonso.

3 comentarios en “¿Qué son para ti los Ejercicios Espirituales?

  1. TestimoniosdeAmor3 26 febrero, 2021 — 1:59 pm

    Gracias Alfonso, creo que cómo bien has dicho, los Ejercicios Espirituales deben estar al alcance de todos los que quieran acercarse más a Dios, no hace falta ningún «título» previo, sólo asistir con alegría y dejar que actúe el Espíritu Santo.

    Me gusta

  2. Testimoniosdeamor 6 26 febrero, 2021 — 9:20 am

    Gracias, Alfonso, por la entrevista. Espero que muchos se animen a acercarse a Dios. Para mí, los Ejercicios Espirituales son un regalo del Señor. Que sepamos aceptarlo.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close